top of page

Danza y Mindfulness

Actualizado: 14 ago 2022

LOS BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN PARA LOS BAILARINES

Escrito por Bianca Pasquinelli.


El significado de bienestar es multidimensional, ya que involucra todos los aspectos del ser humano: no solo el componente físico y mental, sino también emocional y espiritual. Cada experiencia desencadena pensamientos, emociones y sensaciones físicas; estos diferentes componentes están interconectados y se influyen constantemente entre sí. Los bailarines pueden encontrar importantes beneficios en su cuerpo al combinar el entrenamiento físico y mental. Así como los músculos se fortalecen con el ejercicio, también el cerebro se puede fortalecer gracias a la poderosa herramienta del mindfulness.

¿Qué se entiende por mindfulness?

"Mindfulness significa prestar atención de una manera específica: intencionalmente, en el momento presente y sin juzgar". (Jon Kabat-Zinn)

Las prácticas se extendieron al mundo occidental desde la década de 1970 y han empezado a popularizarse en la última década, pero sus orígenes se remontan a hace 2.500 años. En particular, de la meditación zen japonesa, el budismo indio y tibetano, la meditación vipassana y el hatha yoga. Mindfulness deriva del término sati, del idioma pali de la India antigua, en el que se escribieron varios textos budistas. El significado de sati es "atención consciente de la experiencia presente de momento a momento", pero también "recordar estar presente".

Mindfulness consiste en el estado innato y natural de conciencia que reside en cada ser humano. Nos permite tener más opciones sobre qué hacer. De esta manera, en lugar de reaccionar automáticamente, podemos empezar a responder de manera más consciente y más hábil a los eventos internos y externos de nuestra vida.

Hay dos tipos de prácticas de atención plena que tienen que combinarse para experimentar más beneficios:

Prácticas formales: Suelen tener lugar en silencio con técnicas premeditadas y se caracterizan por un principio y un final. Estas son las prácticas más comunes y se dividen en: Meditación Sentado, Meditación Caminando y Body-Scan.

Prácticas informales: Se pueden realizar durante cualquier actividad diaria y en cualquier momento. Ejemplos de prácticas informales son: preparar una taza de té conscientemente, cepillarse los dientes, tender la ropa, hablar con un amigo. Mindfulness en este sentido es una forma de cuidar cada gesto - por sencillo que sea - de la vida cotidiana.

Incluso, el baile puede convertirse en una actividad consciente si puedes concentrar todos tus sentidos en los movimientos que haces mientras bailas. Al prestar atención a los mensajes más sutiles de las sensaciones físicas, todas las variaciones del cuerpo emergen inmediatamente a la conciencia (inclusive la respiración) y se produce un mejoramiento de la sensibilidad propioceptiva consciente. La conciencia de la experiencia sensorial del propio cuerpo permite al bailarín mejorar la calidad de los movimientos y percibir más rápidamente cualquier área de dolor en su cuerpo, reduciendo así el riesgo de lesiones graves.

“La conciencia es una propiedad de todo el organismo y el cuerpo es la mente subconsciente” (Candace Pert)

Múltiples estudios han demostrado que la atención plena permite aumentar la materia gris en áreas del cerebro asociadas con la felicidad, el bienestar y la capacidad de controlar las emociones. Esta práctica puede ayudarte a estar a gusto contigo mismo y más satisfecho de vivir en tu cuerpo, de esta manera ayuda a los bailarines a desarrollar una actitud mental positiva y una mayor autoestima: habilidades fundamentales para mantener la constancia y la determinación para da lo mejor de sí mismo en el escenario, así como en clase o con el entrenamiento en casa.

A menudo, ocurre que los bailarines están tan concentrados en la performance final que realizan los movimientos de forma automática, y se olvidan de bailar por el gusto de hacerlo. Practicando mindfulness, pueden redescubrir la diversión y el placer de mover el cuerpo, disfrutando de cada momento.

“Si aún no encuentra placer en los ensayos y las clases, ¿cómo encontrará realmente el bailarín la felicidad en el escenario? ¿Será suficiente la actuación para dejarlo satisfecho?".

Nos permite comprender la importancia de la autoaceptación real de sí mismo, ya que es una práctica que no está dirigida a buscar cambios, sino a aceptar más lo que somos ahora. Tratar de suprimir pensamientos y emociones no deseados puede conducir a un enfoque excesivo en sí mismo. La aceptación consciente del bailarín de sus cogniciones, emociones y sensaciones físicas, incluso las desagradables, le permite estar realmente presente en la experiencia, aportando todo de sí mismo.

“Hay que saber entrar en la corriente, sin importar las rocas y los rápidos, para llegar a la desembocadura” (Gottman)

Ya no es sólo el cuerpo el que encuentra expresión, sino el bailarín como individuo que no rechaza nada de sí mismo y que utiliza sus emociones para dar más autenticidad a sus movimientos. Al volver periódicamente a la conciencia de la respiración, es posible percibir profundamente la unidad psicofísica de uno, y finalmente llevar el cuerpo, la mente y el corazón a la sincronía.

Otro entre los beneficios que aporta el mindfulness es el mejoramiento de la calidad de la concentración, una habilidad fundamental para cualquier bailarín. Es un verdadero entrenamiento de la atención: al entrenar la mente para enfocarse conscientemente en un solo objeto (la respiración, un sonido o el contacto de los pies con el suelo), se enseña a no detenerse en pensamientos que distraen del enfoque. De hecho, también puede ocurrir con frecuencia que por preocupaciones sobre recuerdos pasados ​​o proyectos futuros se produzca una reducción de la conciencia y atención a la experiencia presente.

Domar la inquietud de la mente con la concentración también permite bajar los niveles de estrés mental, uno de los factores que más dañan al organismo. En el bailarín, el estrés principal se representa con un estándar de ejecución exigente que puede tener repercusiones negativas en su performance. La buena noticia es que las prácticas formales e informales de mindfulness ayudan a controlar el estrés de manera eficaz y fortalecen el sistema inmunológico, que se ve dañado por la ansiedad y la tensión cotidianas. La experimentación consciente del estado de quietud y paz interior permite alcanzar un profundo estado de regeneración y calma de cuerpo y mente, ayudando a relajar las tensiones musculares y a vivir las actuaciones de una forma más serena.

Fuente: Mindfulness - A Practical Guide” (Tessa Watt) / Mindfulness. Essere Consapevoli” (Gherardo Amadei). Les dejo a continuación un video como ejemplo de la práctica Mindfulness guiada por Daniel Lumera:


292 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page